Anonymous ataca las webs del FBI y de la SGAE tras el cierre de Megaupload


La página web del Departamento de Justicia de EE UU y la de la productora Universal Music quedaron fuera de servicio temporalmente después de que el grupo de piratas informáticos Anonymous las bloqueara en protesta por el cierre de la página de descargas Megaupload a manos del FBI.
Anonymous corroboró en su cuenta de Twitter que la caída de los dos portales era obra suya y bautizó el pirateo de ambas páginas como Operación Represalia.
Además de los sitios del Departamento de Justicia estadounidense y de la productora Universal Music, han limitado el acceso a la página de la Asociación Americana de la Industria de Grabación.
La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) anunció este jueves el cierre de la página de descargas Megaupload tras una investigación de dos años que se ha saldado con la detención de cuatro personas en Nueva Zelanda por un supuesto delito de piratería informática.

El FBI señaló que la operación desvelada no tiene conexión con el proyecto de ley antipiratería SOPA, promovido por el Congreso de EEUU, y que provocó el "apagón" el miércoles de varias páginas en señal de protesta.

Bloquean las web del FBI y de la SGAE

En su retransmisión de la "venganza" virtual, anunciaron también el ataque a la web del FBI y, poco después la de la Sociedad General de Autores españoles, (SGAE), entre otras.
Se trata, aseguran, del "mayor ataque jamás perpetrado de Anonymous" en el que participan al menos 5.635 personas.
Las autoridades acusan a Megaupload de formar parte de "una organización criminal responsable de una enorme red de piratería informática mundial" que ha causado más de 500 millones de dólares en daños a los derechos de autor.
"Te lo advertimos, si eres un Anon (hacker) que ha participado en los ataques contra los Departamentos que están en contra de los que apoyan SOPA, por favor, toma precauciones", añadió este grupo en un tweet.
Horas después de los bloqueos algunas páginas como la del FBI y la del Departamento de Justicia estadounidense recuperaron la normalidad, aunque Anonymous no descarta nuevos ataques.